lunes, 14 de septiembre de 2009

El sueño de la muerte o el lugar de los cuerpos poéticos - Pizarnik

.
.
Esta noche, dijo, desde el ocaso, me cubrían con una montaña negra en un lecho de cedro.
Me escanciaban vino azul mezclado con amargura.
.
.

1 comentario:

Alejandro dijo...

Amargo, sí. Por cierto, arribé a esta entrada gracias al botón Aleatorio de la barra que agregaste.